Oyecost

No es cuestión de oír, es cuestión de entender

La mayoría de las personas con pérdida auditiva piensan con seguridad que oyen bien. Pero lo que no se dan cuenta es que no es lo mismo oír que entender.

Como la pérdida auditiva aparece lenta pero constante nos vamos acostumbrando día a día a oír cada vez peor sin darnos cuenta de que este proceso está sucendiendo.

La mayoría de las personas que acuden a un Centro Auditivo Oyecost lo hacen cuando su pérdida auditiva es muy evidente. Sabemos por experiencia que esto es así generalmente en todos los gabinetes profesionales. Lo ideal sería acudir antes de llegar a esta situación y por esa razón intentamos concienciar a la población en la importancia de las evaluaciones auditivas rutinarias.

LA PÉRDIDA AUDITIVA LLEGA SIN AVISAR

Cuando a una persona con pérdida auditiva se le pregunta que si oye bien su respuesta, en general, es que si. Pero si evaluamos su audición podremos descubrir sus carencias auditivas. En general se confunde lo que es oír con entender el habla. Y esto es lo que buscamos solucionar en los Gabinetes Profesionales Oyecost.

Gracias a la experiencia acumulada, además de los conocimientos y disponiendo de los medios oportunos vamos a tratar cada uno de los casos de pérdida auditiva como lo que es: único.

Nuestro objetivo es que la persona con pérdida auditiva vuelva a estar cómodo en situaciones en las que había dejado de estarlo. Vamos a trabajar por hacer que la comprensión del habla sea la razón principal a la hora de solucionar su pérdida auditiva.

Por ello, debemos entender que el proceso auditivo es más complejo que simplemente dejar de oír. Es un proceso en el que interviene fundamentalmente, además del oído, el cerebro por lo que nuestra experiencia y conocimientos van a ayudarnos para alcanzar el objetivo de que nuestros pacientes puedan volver a oír bien.

Y como cada persona es única así van a ser nuestros tratamientos: ADAPTADOS A CADA PERSONA DE UN MODO ÚNICO